VER TODAS
Usted está en: Inicio  CNTA concluye una investigación para poder producir plásticos biodegradables a partir de residuos de paja de trigo y cebada

CNTA concluye una investigación para poder producir plásticos biodegradables a partir de residuos de paja de trigo y cebada

Fuente: | 14/09/2011

Tras la época de siega, uno de los problemas que se manifiestan es qué hacer con los restos de paja que quedan. Esto que actualmente supone un importante problema ecológico y medioambiental puede transformarse en una oportunidad para las empresas productoras de plásticos biodegradables. El Departamento de Bioprocesos de CNTA ha conseguido,con el proyecto BIOPACK, obtener, a partir de restos de paja de cebada y trigo, mezclas de las formas ópticas D y L del ácido láctico adecuadas para la producción del polímeroPLA (ácido poliláctico), un tipo de plástico biodegradable con características de resistencia y plasticidad muy parecidas al plástico habitual.

Durante 2 años, CNTA ha realizado esta investigación, que tenía como objetivo caracterizar y optimizar el proceso de fermentación necesario para producir ácido láctico (formas D y L), a partir de de residuos de cereal,en concreto de trigo y cebada.

El desarrollo de este proyecto, que ha durado 2 años y ha sido financiado por el Gobierno de Navarra a través del III Plan Tecnológico de Navarra, ha sido especialmente importante para el departamento de Bioprocesos de CNTA, ya que ha permitido desarrollar y poner a punto técnicas y procesos necesarios para el desarrollo de métodos de producción de polímeros plásticos biodegradables mediante procesos fermentativos, fundamentalmente PLA (ácido poliláctico) y PHBs (Polihidroxibutiratos).

En concreto, ese futuro es algo ya tan real como que BIOPACK va a tener su continuación en el proyecto Europeo CARBIO. A lo largo de los próximos tres años, CNTA y otros 4 socios de Austria, Bélgica y España, liderados por la empresa navarra TRASA, pretenden ampliar la matriz de residuos vegetales agroalimentarios para obtener de ellos otros polímeros plásticos, además del PLA, también biodegradables, como los PHBs. En este nuevo proyecto, además, se quiere ir más allá de la mera obtención, ya que se busca también una producción económicamente viable de los films plásticos y establecer los procesos que se ajusten a criterios medioambientales y de sostenibilidad. El nuevo proyecto tiene un presupuesto de 172.050 de euros, ha sido aprobado recientemente en el marco ERA-NET del 7PM (convocatoria LEAD-ERA) y financiado por los Gobiernos de las regiones de Navarra, Comunidad Autónoma Vasca, Baja Austria y Valonia.

Para más información ver Revista Alimentaria nº425 de julio-agosto 2011

Publicidad